SEMrush

Realidades, oportunidades y amenazas de negocios ante epidemias y pandemias

Imprimir Artículo
Oportunidades ante Pandemias

“Es sobre cuándo ocurrirá, no acerca de si ocurrirá o no” es lo manifestado por la Organización Mundial de la Salud sobre potenciales impactos virales que afectarán a la humanidad y la forma en la que funcionan tradicionalmente las sociedades e industrias.

Empresas e instituciones deberán plantear nuevas prioridades para funcionar en entornos cambiantes y sensibles de menor contacto humano.

Profesionales y empresas buscan constantemente fuentes de innovación ante oportunidades de disrupción o cambio de comportamiento de parte de usuarios y clientes y es justamente lo que un brote viral puede causar, alterando comportamientos sociales y de consumo ante los que las marcas deben también prepararse para poder responder de forma eficiente a nuevas realidades.

Tres fases sociales de una pandemia

En base al contexto específico del país, se generan variaciones a las tres fases reactivas ante una pandemia:

Primera: Intereses

Se protegen intereses económicos y políticos, descuidando el impacto real potencial de la pandemia en la sociedad y enfrentándose de manera posterior al crecimiento de contagios y casos letales.

Segunda: Reconocimiento

Se evidencian y reconocen errores, por lo que se demandan explicaciones para la sociedad y organizaciones al no haber respondido a tiempo y de mejor forma. Se comienzan a ver efectos económicos (Por ejemplo, En marzo 23 de 2020, Goldman Sachs pronosticaba una reducción anualizada de la economía a una tasa del 24% durante los próximos tres meses, lo que alarmó a muchos gobiernos y empresas)

Tercera: Reacción

Respuesta ciudadana ante explicaciones, demandando protección y acciones claras ante lo que está ocurriendo y planteamiento de escenarios en los que deben continuar operando y en los que se desenvolverán en un futuro cercano. Aquí pueden suscitarse altos niveles de desorganización y decisiones poco acertadas fruto del pánico.

Digitalización y transformación

Los últimos años han representado el inicio de la revolución 4.0. caracterizada por la eficiente teórica de plataformas digitales, apoyadas por inteligencia artificial, automatización, herramientas predictivas, personalización y simplificación de procesos, transformando a muchas industrias y alterando lo que se ha denominado “El Futuro del Trabajo”.

La era de la digitalización sumada a brotes virales de alto impacto, representan el momento ideal para acelerar ciertas disrupciones, ya que son la respuesta a una sociedad que buscará reducir el contacto físico ya no solo por preferencia o comodidad, sino por seguridad propia y de otros, demandando eficiencia en cumplimiento de procesos de compra, plataformas de aprendizaje y trabajo virtual e impulsa la creación e implementación de nuevas metodologías, procesos y soportes para vivir, aprender y trabajar en un mundo que tiene cada vez menor contacto físico.

Etapas potenciales de reacción de parte de países y sociedades ante pandemias o epidemias.

Impacto inicial (6 – 12 meses):

  • Incremento de casos de contagio con reducción de participación de personas en eventos y espacios públicos.
  • Reducción gradual en cantidad de frecuencias de vuelos a ciertos destinos. (Ocurriendo ya en marzo 2020)
  • Incremento de restricciones y control migratorio. (Ocurriendo ya en marzo 2020)
  • Reducción de exportaciones e importaciones en ciertas categorías con crecimiento de producción local para productos de primera necesidad e impacto en países productores y sus industrias reduciendo ingresos y empleo.
  • Caída de valor de acciones de empresas y commodities, con excepciones en ciertas empresas de tecnología enfocadas en servicios y plataformas de trabajo, aprendizaje y soluciones que potencien transacciones, interacción y gestión a distancia. (Ocurriendo ya en marzo 2020)
  • Revalorización constante del oro e incremento de niveles de riesgo país ante posibilidades reducidas de cumplimiento de obligaciones internacionales. (Ocurriendo ya en marzo 2020)

Adaptación:

  • Cambios en costumbres sociales ante saludos e interacción, siendo más formales, evitando contacto físico.
  • Crecimiento y consolidación de:
    • Teletrabajo como formato reconocido con nuevos retos, exigencias, procesos y plataformas.
    • Tecnología para salud e implementos.
    • Educación virtual como formato principal de educación.
    • Transacciones digitales y fullfilment eficiente con ajustes de costos (Subida).
    • Entretenimiento virtual.
  • Adaptación de lugares públicos integrando soluciones “limpias” para visitantes.
  • Reconfiguración de normativa impositiva, laboral y de salud en países junto con nuevos formatos de coberturas en seguros médicos, laborales y de vida.
  • Reducción de gastos innecesarios y burocracias ineficientes en organismos públicos y privados.
  • Repunte de fuentes oficiales como medios de información directa.
  • Caída en turismo local e internacional.

Conoce aquí las recomendaciones para gestionar clientes y negocios en épocas de crisis.

El paso inicial es comprender que cuando un cambio se da de forma tan drástica afecta a toda la sociedad y su estructura psicológica, económica y operativa, por lo que aquellos que cuenten con mayor preparación, capacidad y flexibilidad para adaptarse a nuevas realidades (y crearlas), poniendo la seguridad de su personal y clientes primero, asegurando su liquidez operativa, fidelizando clientes actuales y asegurando su permanencia en el mercado por medio de una oferta de valor actualizada y relevante, serán quienes cuenten con mejores posibilidades de supervivencia y crecimiento.

Juan Pablo Del Alcázar Ponce

SEMrush