Imprimir Artículo

Mo Gawdat, ex Director de Negocios de Google X y autor, ofrece una visión única sobre cómo la inteligencia artificial (IA) podría impactar nuestra felicidad y nuestras relaciones, tal como lo planteó en el conversatorio organizado por Section School.

Su enfoque se basa en una simple ecuación:

Felicidad = Acontecimientos de la vida – Expectativas sobre la vida.

Mo Gawdat

Tres formas en que la IA podría transformar nuestra sociedad

1. Rediseño de las relaciones humanas

Gawdat advierte que la IA podría hacer que las interacciones humanas parezcan decepcionantes en comparación. Un compañero de IA, siempre disponible y complaciente, podría crear expectativas irreales sobre las relaciones. Esto plantea el riesgo de alejarnos aún más de las conexiones humanas auténticas.

2. Redefinición del propósito

Paradójicamente, si la IA asume muchas de nuestras tareas complejas y trabajos, podríamos tener la oportunidad de redescubrir un propósito más allá del logro material. Gawdat sugiere que esto podría llevarnos a una vida centrada en la conexión humana, la filosofía y la apreciación del arte.

3. Replanteamiento de la legalidad y la ética

El mayor desafío de la IA podría ser su impacto en los algoritmos sociales. Gawdat argumenta que hemos desconectado el poder de la responsabilidad, permitiendo que tecnologías legales, pero poco éticas manipulen nuestras emociones. Aboga por una reconsideración de nuestros marcos éticos y legales en la era de la IA.

Implicaciones para nuestra felicidad actual

  1. Buscar el asombro en lo simple: A pesar de sus limitaciones, la IA ya es capaz de cosas asombrosas. Apreciar estos avances puede ser una fuente de admiración.
  2. Valorar la calma y la paz: Más que buscar constantemente el asombro, necesitamos cultivar la serenidad y las conexiones humanas que estimulan la producción de serotonina y oxitocina.
  3. Mantener nuestra autoestima: La llegada de la IA no debería afectar nuestro sentido de valor. Gawdat nos recuerda que ya existen muchas formas de inteligencia superiores a la nuestra.

Conclusión

La IA tiene el potencial de enriquecer nuestras experiencias y fomentar la vida en comunidad, siempre y cuando seamos capaces de resistir los intentos de la tecnología por acaparar nuestra atención. El desafío está en utilizar la IA como una herramienta para mejorar nuestra calidad de vida, en lugar de permitir que nos aleje de las conexiones humanas significativas.